El pasado martes 6 de febrero la Asociación de Fabricantes y Empresas de Servicios de Córdoba, ASFACO organizó la jornada informativa titulada “El impuesto de sucesiones en Andalucía: Matices de la última reforma fiscal” en la que participó como ponente el socio del Área Fiscal de nuestro despacho, Salvador Díaz Utrera.

El conferenciante analizó todos los cambios sobre el mencionado tributo con las implicaciones reales para los contribuyentes, proponiendo alternativas legales eficientes para evitar el exceso de tributación, destacando los cambios en los límites cuantitativos que ahora se han establecido.

En la jornada, además, se analizó el cambio que está experimentando la tributación local respecto del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, a partir de las recientes sentencias habidas en diferentes niveles judiciales.

La intervención se enmarca dentro de los actos del 25º Aniversario del Hospital La Arruzafa

La jornada fue todo un éxito por el nivel de los asistentes, que pusieron a prueba a nuestro socio con un aluvión de cuestiones técnicas y que fueron respondidas con total solvencia.

Al finalizar el acto, asistentes y organizadores coincidían en calificarlo como un gran acierto, dado el interés mostrado en el asunto tratado, y el nivel de las respuestas ofrecidas.

 

En El Dia de Córdoba podéis leer más sobre la celebración de la jornada que trataba sobre el impuesto de sucesiones en Andalucía. Los comentarios publicados en este diario son los siguientes:

La Asociación de Fabricantes y Empresas de Servicios de Córdoba (Asfaco) celebró el pasado 6 de febrero la jornada-coloquio titulada El impuesto de sucesiones en Andalucía: Matices de la última reforma fiscal, con la participación de Mora & Jordano Abogados y la colaboración del Hospital La Arruzafa, que cedió uno de sus salones.

La conferencia fue pronunciada por Salvador Díaz Utrera, socio del área fiscal de Mora & Jordano Abogados, quien analizó los principales matices atendiendo a la última reforma fiscal en materia del impuesto de sucesiones, que pasan por los parentescos a tener en cuenta y las circunstancias personales y económicas de los sujetos que intervienen en cada caso, proponiendo además alternativas legales eficientes para evitar una imposición excesiva. En la jornada, además, se analizó el cambio que está experimentando la tributación local respecto del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, plusvalía, también conocido como el impuesto de sucesiones de los ayuntamientos, a causa de las recientes sentencias habidas en diversos niveles judiciales.

La última reforma acometida sobre el impuesto de sucesiones y donaciones en Andalucía se presenta como un paso innegable reclamado desde hace años por quienes pedían equipararse con las autonomías donde el impuesto casi ha desaparecido o su impacto es simbólico para los contribuyentes. Sin embargo, quedan aún matices que resolver ante las instituciones tributarias regionales.

 

Diario Cordoba también hace mención a esta jornada de la siguiente forma:

Salvador Díaz imparte una ‘lección magistral y a la vez práctica sobre los cambios en el impuesto de sucesión y cómo una familia, si no se asesora, puede acabar tributando cantidades astronómicas.

El especialista Salvador Díaz Utreta, socio y responsable del área fiscal en Mora&Jordano Abogados, logró ayer llenar la sala y que los asistentes casi no pestañearan. Y no solo por la habilidad como orador y comunicador que demostró ayer. Y es que si el tema a priori era tan árido, técnico, denso y complejo como el título: El impuesto de sucesiones en Andalucía: matices de la última reforma fiscal. también es cierto que cuando hay algo que toca al bolsillo… es más fácil captar la atención.

Y eso pasó cuando, por ejemplo, Díaz expuso un caso de un matrimonio con bienes valorados en 4 millones en el que fallece un cónyuge. Pues bien, depende de qué propiedades se quede la persona viuda como parte de la sociedad ganancial (dinero, vehículos, inmuebles…) y cuáles pase a sus herederos (titularidad de la empresa, vivienda, etcétera) para que la diferencia al tributar pase de pocos miles a casi un millón de euros. Lo dicho: cifras para estar atentos.

La intervención de Salvador Díaz, que acogió la sala polivalente del Edificio 3 del Hospital La Arruzafa, se enmarca dentro de los actos del 25º Aniversario del Hospital La Arruzafa y dentro de su filosofía de trabajar junto a la sociedad cordobesa, dijo el director-gerente del centro, Rafael Agüera Buendía, al explicar por qué se había cedido el espacio a la Asociación de Empresas Fabricantes y de Servicios de Córdoba (Asfaco), organizadora del evento, recordó su vicepresidente, Isidro López Magdaleno.

Por su parte, Díaz comenzó explicando las novedades de la norma autonómica en impuestos de sucesiones, en vigor desde el 1 de enero, para pasar a ejemplos prácticos o adentrarse en cuestiones como el vacío legal creado después de sentencias del Constitucional que pueden condicionar al Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, el llamado impuesto de sucesiones de los ayuntamientos. No faltaron preguntas desde el inicio, algunas de enorme complejidad, ni tampoco más de un consejo sorprendente de Díaz que resultaría difícil sintetizar. Valga la sensación con la que salieron los asistentes de que, y permitan el humor negro, si ya es importante tener un buen abogado en la vida… casi más necesario lo es para morirse.